Bares (Txema Pinedo)

Lo primero que hacía mi padre al entrar en los bares era mirarse en las esquelas.

–Uno no sabe ciertamente si está vivo o muerto hasta que pasan unas horas, días incluso. Hay quien vive años estando muerto. Nos aferramos a la rutina y pensamos que es vida. –comentaba.

Mi padre era un libre pensador ocupado en perder el tiempo del modo menos doloroso. Los bares le hacían sentirse vivo. Cuando no había colegio solía llevarme con él. Supongo que a nadie le gusta morir solo.
Una tarde, mi padre quedó petrificado al ver cierta necrológica.

–No te gires, pero detrás de ti hay alguien que ha muerto y no se ha enterado.
–¿En serio? –pregunté victima de mi asombro.
–Acabo de ver su esquela. –comentaba señalando la página de un periódico que resguardaba con disimulo.
–¿Y qué hacemos? –pregunté con ánimo de actuar, del modo que fuese.
–Nada, por supuesto. ¿Qué quieres hacer?
–No lo sé. Alguien tendrá que decírselo. –Mi padre me miró como quien mira a un desconocido.
–¿A ti te gustaría que te dijesen que has palmado?

Supuse que no. Desde entonces nadie volvió a sacar el tema. Hoy en día, seguimos visitando los mismos bares, como por defecto, y él no me dice que estoy muerto.

Deja un comentario

Quiénes Somos

Signo Editores

Es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos

  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

I Certamen de Microrrelatos

Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación en tres categorías distintas. ¡Participa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies