El hombre del saco (Manuel R. Pino Velázquez)

El agua estaba fría. Dolía derramándose por sus manos encalladas. Miró de soslayo la azada, con mal disimulado rencor, como reclamándole daños y perjuicios. El viento gélido le escocía las grietas de la piel, las del alma también. Maldijo su suerte mientras se estudiaba la expresión malcarada en el reflejo trémulo de la charca cenagosa. Se secó con la tela áspera del saco ya inservible y enrolló la azada en él. Cayó en la cuenta de que en ese mismo saco le había llevado muchos conejos a su mujer. Aún olía a caza. A sangre removida y a pelo y a sudor.
Cuando se dio cuenta de que le costaba trabajo zafarse del fango, de que el barro de la orilla lo estaba engullendo, ya fue tarde. Sin embargo, aún le dio tiempo a pensar que, después de todo, la tierra siempre termina por cobrarse lo suyo. Y con intereses. No bastaba siquiera que le acabara de devolver a su mujer.

7 comentarios
  1. Alguien puede decirme por qué este relato está primero? No se entiende…

  2. Será porque tengo muchos amigos (que a pesar de todo, hacen lo posible por entenderme) Pero no se apure, el liderazgo es sólo en el premio del público, luego llegará el fallo del jurado, que juzgará (o fallará) a favor de la calidad. Por lo pronto yo me quedo con la cantidad (de gente que me apoya porque me quiere). Un saludo y ánimo a todos.

    • Su respuesta me ha dejado sin palabras. Usted tiene, no sólo toda la razón, sino que también ha respondido con altura y sencillez. Casi me ha conmovido y espero que siga escribiendo más respuestas, y, en todo caso, tal vez, algún día, pueda usted prescindir del ejercicio del cuento. Saludos

  3. La respuesta al primer comentario es sencillamente genial.
    Si le ha sentado mal que estuviese 1º temporalmente en un concurso de votación pública, no quiero ni pensar cómo reaccionaría al conocer que el Nobel de literatura se le concedió al Sr Bob Dylan

    • Ambos estamos de acuerdo en cuanto a la respuesta de Manuel. En cuanto a Bob Dylan, lo encuentro (a diferencia de usted) un poeta fascinante. De la misma manera, lo aprecio como músico. ¡Y por supuesto que sé que le ha sido concedido el Nobel! Tenga prudencia a la hora de acusar; en todo caso, si lo hace, deberá justificarse.

  4. Señor Tinchito. Es usted quien, en cualquier caso, debería prescindir del ejercicio del sarcasmo y/o la ironía, le aseguro que no es lo suyo. También debería tener más educación, o dignidad, ya que, no sé si usted lo sabrá, pero su pregunta inicial lo posiciona dentro del grupo de los envidiosos y los resentidos.¿Qué más le da a usted que un cuento se merezca liderar un ranking que, como cualquiera sabe, lo decide el mayor número de allegados que tengan los autores? Por otra parte,no sé si usted ha publicado algún cuento pero si así fuese, me gustaría que lo mostrase, y así poder compararlo con el de Manuel, que no está nada mal; de hecho es, en mi opinión, de lo mejorcito que se puede encontrar por aquí.
    Si está tan disgustado con la posición en la lista de El hombre del saco, y si es tan conocedor de la literatura o la poesía, por qué no apela a su carácter intelectual y en vez de glosar su critica con una frase que de tan subjetiva abraza lo pedestre, nos demuestra su valía haciendo una crítica en condiciones, aunque sea dura o severa con el relato en cuestión

  5. Yo no conozco al escritor pero me parece una completa quijotada no votarlo. Escribe pretenciosamente pero se le da bien. Se disfruta el relato. Ya habrán de saber que aquellos escritores “laureados” con el premio nobel (si, lo escribo con minúsculas porque le he perdido respeto a la monedita con ínfulas de medalla) como Gabriel García Márquez; son tan densos y complicados en sus palabras y pasajes, que terminar uno de sus libros es quedar exhausto por días enteros. En fin, voto al Sr. Manuel R. Pino porque… si.

Deja un comentario

Quiénes Somos

Signo Editores

Es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos

  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

I Certamen de Microrrelatos

Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación en tres categorías distintas. ¡Participa!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies