1200 caracteres (Molla Edouard)

Escribir una historia con 1200 palabras suele reducir la posibilidad de expansión dialéctica, en cambio intensifica la necesidad de precisión semántica. Por ejemplo si quisiera contar el cuento de Blanca Nieves y Los Siete Enanos debería reducir a dos o máximo tres el número de los diminutos protagonistas, en cuanto a Blanca Nieves precisaría situarla en una estación más cálida como el verano, para ahorrarme las nieves del invierno, pero semejante expurgación generaría una indudable perdida del sentido que el autor con redundancias fundadas en una aglomeración de sustantivos, verbos, epítetos, y corolarios situacionales, se ingenio en plantear para dar una coherencia a su historia. Pero bien, dejemos esto y pongamos que se me antoje disertar sobre los mismos caracteres, digamos los 1200, cada uno necesitaría por lo menos una frase con cierto sentido, fuese relativo, lo cual multiplicaría por mucho el número de las palabras, reduciendo a nada mis esperanzas de concurrir en este comprimido certamen. Entonces como hacerlo, como manejar esta situación más estructural que retórica, como poder concentrar un océano de ideas en una copa… bueno, digamos un balde de 1200 cm3

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario