Dublinadas (Carlos Vásconez)

En Dublín se tuvo de moda, entre 1926 y 1941, leer las honras fúnebres que aparecían en los diarios, con la intención de hacer sentir bien a los periodistas, ya que los irlandeses siempre han entendido dos cosas: que Dios inventó el licor para que ellos no se adueñen del mundo y que el meollo del periodismo consiste en decir que un tal James Joyce ha muerto a gente que no supo que un tal James Joyce estaba vivo.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario