Abracadabra (Gabriel Bevilaqua)

El tipo escondió un paquete de fideos y una caja de tomates en su chistera y se dirigió al sector de verduras. No sé por qué lo seguí. Un par de cebollas, media docena de zanahorias, un morrón, perejil, ajo y unas cuantas papas tuvieron entonces el mismo destino. No pude más que rascarme la cabeza. Ya en el sector de carnes, proveyó a su chistera con una colita de cuadril. Luego pasó por caja y se retiró legalmente con un miserable paquete de servilletitas de papel. Lo escolté hasta el parque y me senté a su lado. Adivinó mis ojos.

―Si me hace el honor de acompañarme, se lo aclaro ―dijo, y al sacarse la chistera me colmó un suculento aroma a estofado.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario