Al acecho (Gonzalo Martínez)

Se está preparando nuevamente. No sé si será el color de mi sangre, el brillo de mis ojos o el hecho de que todavía no pudo herirme de muerte y su deber es perseverar hasta conseguirlo. Me encantaría tener algo para defenderme, pero estoy desnudo y el desierto es infinito, por lo cual mi supervivencia depende sólo de mi destreza para huir. A veces me canso de correr y busco enfrentarlo, sin embargo, la superioridad del animal es innegable, por lo cual sólo consigo demorar mi retirada y recibir alguna que otra herida.
Por momentos me jacto de mis destrezas, de mis hazañas; por momentos odio sentirme tan vulnerable; pero el tiempo me a enseñado pequeños trucos que desacomodan a mi agresor, sin embargo, muy pocas veces abandona esa postura agresiva y jamás pierde su firmeza.
Hace un rato estaba descansando, pero ahora veo que comienza a perfilar sus cuernos y a observarme con esa mirada desafiante. Él debe estar hastiado de mis huidas; yo realmente me estoy cansando de su insistencia.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario