Asesino: Relato de una ventana (Isabel Cristina Salas)

Ese muro es tan viejo como yo, pero él ya no se asusta. Ni se asombra. Él los veía de lejos, nunca los tuvo tan cerca como que me tocó a mí. Los gritos apenas si le llegaban, mientras yo vibraba con ellos. Él no se salpicó de sangre. Tal vez un poco de tierra, cuando Antonio cavó y cavó en ese jardín donde nunca ha crecido nada.

Él no necesita ser limpiado, en cambio yo… Nadie va a venir a limpiarme. Sólo lo hacía ella, y ahora, tengo sus gotas de sangre en un lado, y trozos de tierra de su sepulcro en el otro. Soy como una extensión de él. Sucio de sangre, sucio de tierra, sucio de culpa.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario