Y si fuera así (Jesús Valero Mencía)

No estando la necedad entre mis defectos, pues hace tiempo que la cuento entre mis más queridas virtudes, no resulta sino inesperada mi atención hacia el tercer planeta desde el Sol. Un contacto que, si en principio resultó casual, cada vez me cuesta más repetir. No por el tiempo, sino por la fuerza de voluntad que requiere mantenerse indemne tanto al sufrimiento del que se vanaglorian como a las alegrías que cubren de mortajas.
Cada vez que llevo mi mirada, lo que para mí ha sido una jornada, para ellos han transcurrido cientos de sus desgraciados años. Y con cada visión, lamento no tanto el dolor que les provocan sus yugos sino las oportunidades perdidas. Oportunidades para dejar atrás a sus crueles amos al elegir enfrentarse, en su desconocimiento, a la luz divina.
Mas jamás los Señores del Miedo podrán concebir dicha luz, y el olvido que irradia su naturaleza, a la que llaman amor. No es cuestión, por tanto, de si alguna vez se librarán de la oscuridad sino por cuánto tiempo la sufrirán. Y si sabrán perdonar que les dejáramos solos, para que aprendieran a caminar.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario