Atascado (Mauro Rossetto)

Sentado en mi escritorio, tengo las manos apoyadas en el teclado y la cabeza apuntada al monitor. Pero mi mirada está torcida. No miro nada en esa pantalla, miro una pantalla más grande. Miro por la ventana desde este primer piso, y veo la vida en movimiento. Veo hombres naranjas arreglar una plaza; veo personas caminar a paso volviendo a casa, otras a paso laboral; veo personas protestar por el cierre de la fábrica donde trabajaban -tienen un trapo grande que dice “no compres PEPSICO”-; hay turistas selfiándose; palomas -feas y molestas-; colectivos subiendo y bajando gente; autos, motos y taxis seguramente avanzando. Afuera hay todo tipo de movimientos que mezclan sonoridades. Adentro silencio, quietud y algunas amebas. Yo estoy atascado en el momento. Quiero correr, sentir el aire en la cara. El frío o el calor. Quiero saber qué les pasa a esas palomas cuando vuelan. Las odio, pero ahora las odio con envidia, entonces las odio más. Las odio casi arraigado a la silla.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario