Bailamos (Irene Berrocal)

No quiero volver a verte nunca más, me duelen tus visitas. Tú te quedas impasible delante de mí, como si no fuese contigo, mientras lágrimas se derraman por mis mejillas. La tonta soy yo, que se olvida del resultado de nuestras citas, la que se ilusiona y se pone un vestido para la ocasión. Después de un par de horas juntos, tú no tienes remordimiento y me machacas los pies al bailar, me regalas pinchazos de vuelta a casa y yo, al cruzar el umbral de mi habitación, te empujo fuera de mi y te vuelvo a guardar en el zapatero hasta la próxima reunión de Navidad.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario