Banderas blancas (CÉSAR MANUEL MUÑOZ GÓMEZ)

Unos y otros enarbolando sus respectivas banderas salieron a lucirlas frente a frente. Llegados al punto exacto, comenzaron a moverlas en singular compostura altanera; sin embargo no cayeron en la cuenta: durante el largo camino que allí los llevó, tales banderas  habían perdido todos sus colores, decolorándose hasta el punto de quedar blancas como la nieve o la leche. Viendo todos el blanquecino color de las banderas, obligatoriamente los bandos contendientes de común acuerdo decidieron empezar a abrazarse en son de paz; pues tal color en una bandera bien sea tiempo de guerra o de paz, no es otra cosa que sinónimo siempre de paz, ¿qué otra cosa podían hacer si no…? Y es que, en tan señalado día: ¡las banderas demostraron ser más listas que los grupos que las portaban!

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario