Batalla contra Apatía (Blanca G. Lobato)

Sabe la piel que vienen días llenos de emociones que se completan y piezas con las esquinas rotas que, tras mucho esfuerzo, por fin encajan. Sonrosados de vergüenza, los dedos palpan las ojeras llamadas lunes y martes y abrazan los huesos que las sostienen, orgullosos.
Costaba desprenderse de la protección de las sábanas cuando la mañana solo significaba rutina. No era fácil querer ser, ser ese alguien concreto con nombre y apellidos y mantener la idea. Ser fiel a la lucha.
Pero al final a veces las cosas salen bien. Y sus dedos, aunque son ciegos y no escuchan, son sordos y no ven, sienten la luz que aparece a la orilla de este mar. No representa el final, sino una continuación. La vida no es llegar a Ítaca, sino las batallas halladas en el camino.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario