El beso (Diego Marcos)

Cuarenta y siete minutos después nos vestimos, en silencio, jugando a ser novios mientras buscábamos un calcetín, forzando besos cómplices, apurando gestos furtivos de cariño.

Antes de despedirnos las miradas se volvieron a encontrar, rotas ahora de tanta intimidad. Las manos buscaban un abrazo y los labios desorientados no supieron cómo reaccionar.

Surgió entonces unos de esos besos raros, en la comisura de los labios. Un beso entre la amistad, el amor y el hasta nunca.
Un beso en tierra de nadie, neutral, indefinido.
El beso frío de despedida de los amantes.
El beso que das cuando no sabes qué beso dar.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario