Blancanieves frente al espejo (Angelica Lambru)

Esta mañana, el espejo se siente generoso. Le devuelve una imagen olvidada, agazapada en un rincón del dormitorio convertido en despensa. Cuidado, Blancanieves, si te atragantas de nuevo, no habrá quién tropiece con el ataúd. Ella cierra los ojos y el espejo se hunde en la ola de una sola lágrima. Sabe a dulce de leche y los labios la recogen con fruición. Por debajo de la manga cortada hasta el sobaco, se mueve una enorme criatura blanca, con cinco tentáculos que flotan hacia el último trozo de pizza. La mirada de algas verdosas busca la botella de Coca Cola y la encuentra allá lejos, a los pies de la cama. Un leve olor a manzana inunda la habitación y la nariz sale golosa hacia la cocina.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario