Un buen hombre (Roberto Lopez)

Y Yo, que siempre había sido bueno con ella,  que nunca la engañé, que jamás le mentía,
Que la llevaba entre caminos de rosas sin espinas, la ví por última vez, llorando sola.

“Era un buen hombre”; Decían. Pero ahora al verla cargar con el fruto de su vientre, el cuál jamás tendría padre (que no era yo). Satisfacción sentí por un instante, si mi espalda era su horizonte.

¿Realmente era un hombre bueno?
Si algo es seguro es que sí;  fui un hombre bueno.
y no; nunca fui  un buen hombre para ella.
Eso creyó. Eso creímos los dos. ¿Los tres?

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario