Cajas (José Martínez Moreno)

Se ríe ahora al recordarlo, igual que se rio en aquel momento. Ella, bromista empedernida, le había hecho un regalo. Al abrir aquella caja de cartón, un muñeco horrible salió disparado, empujado por un muelle. El susto fue enorme y soltó la caja, pero después la miró a ella, que sonreía como una niña traviesa, y los dos estallaron en carcajadas.

Un llanto cercano le arroja sin contemplaciones al crudo presente. Delante de él hay otra caja, esta vez de madera y alargada. Esta no contiene sorpresas, nada que haga reír, sino todo lo contrario. Allí dentro yacen todas las risas que ya nunca podrán compartir.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario