Caminos (Jaime Fernández García)

Solo, corro por los caminos de la noche de los muertos, visitando sus lugares de reposo, sus sombras permanentes, sus silencios.
Obedezco a la sola luz ámbar de los fatuos fuegos de sus huesos que, como estrella de arriba, me lleva siempre a la ciudad dormida de los latentes, aquellos cuya palabra quedó presa entre los dientes amarillos de su evaporado pensamiento.
Voy y vengo al capricho del reflejo gris de los perpetuos pensamientos, que me han llevado a Londres por el río sin nombre; y a Praga, a escondidas, detrás de una oración perdida.
Sigo mi viaje y me divierto visitando el silencio inmenso de los cubos estirados bajo el nublado Berlín.
Heme ahora confundido por pensamientos como ladrillos rojos y formas divergentes, mirando la sencilla y seria morada de Samuel Beckett, compartida con su mujer y con dos monedas de cinco céntimos, en este Montparnasse de París.
Siempre pensando, en silencio, con nadie hablo.
Extiendo mi mano y el barquero recoge mi moneda.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario