Cansada (María Elisa Delgado)

Ella estaba cansada, aquella vez estaba realmente cansada.
Durante la noche; cuando el hambre la atacó y tenía todo el pantalón manchado con sangre, se sintió forzada a salir de la cama.
Se arrastró hacia la heladera y sacó el último alimento. Continuó su camino por el suelo hasta el baño; encendió la ducha y vestida, ahí debajo, comió cebolla cruda y durmió.
Al abrir sus ojos pesados, vio a la hija haciéndole compañía y escribiendo sobre el inodoro.
Pensó en pedirle que escribiera su nota de suicidio, pero no lo hizo.
Luego de que la niña salió del baño, ella, cansada…agarró una maquinita de afeitar y le quitó la hoja. Resbalándose de sus débiles manos, cayó detrás del bidé.
No tuvo ganas de recogerla.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario