Cárcel (Sebastian Jimenez)

Aaron y Jason eran dos desconocidos que tenían muchas cosas en común. Su rutina era bastante similar, ambos despertaban con el mismo miedo, la misma frustración, el mismo deseo de ser cualquier otra persona. Los dos pensaban constantemente en el pasado; sus errores, y sus aciertos; evocaban sus expectativas cuando eran niños, ambas fallidas. Recordaban quien los había amado, y porqué dejaron de hacerlo… Les invadía la tristeza y el arrepentimiento. Aaron cumplía 10 años en el penal de Alcalameco, un robo mal ejecutado, una fuga fallida; sus hijos no le habían visitado en los 4 años que llevaba preso. Jason vivía en Boston, aunque cumplía condena allá donde fuera por una vida sin ganas, sin ambición; dejó escapar a la mujer que amaba por su conformismo. Y es que no hace falta estar encerrado para perder tu libertad. Aaron y Jason no eran tan distintos, misma piedra, diferente zapato.

Categorías



Cada lunes publicaremos la lista de los relatos más votados en la web y en redes sociales.

El número de votos conseguido solo será visible al final del Certamen.

Deja un comentario