24/7

A las 7 de la mañana solo bebo yo y solo venden alcohol los chinos. Tenemos algo así como una relación estable.

Abrir una botella de bourbon mientras amanece es como dar una vuelta de 365 grados y volver al punto de inicio. Tú sabes que estás pasado de rosca. Los demás apenas lo perciben porque solo te ven sentado en el mismo sitio, a la misma hora, pero con la mirilla desviada.

La locura es una sed sutil que requiere cuidados intensivos a diario. Nuestras creencias son un enfermo terminal que sueñan con rellenar una caja de madera con un cadáver exquisito.

Y así hilamos las horas que no cosen heridas ni tapan vergüenzas. Las 9, las 10, las 11…Dios bendiga a los chinos de mi barrio.

Autor

Nombre: Dickson

7

193

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies