Máximo 3 microrrelatos por participante
En caso de seleccionar tu microrrelato, recibirás un correo de confirmación.
Los relatos seleccionados se subirán en un plazo de 5 – 7 días hábiles.

Había pasado tantas veces junto al letrero, que éste formaba parte del paisaje, como esas cosas que damos por sentadas

Nombre: Susana Mérida Jiménez

Yo no la he escrito. Ha amanecido junto a mí en el bote en el que navego en solitario a

Nombre: Juan José Pérez Pérez

No se han enfriado aún los cuerpos de las víctimas del ataque químico contra la población y ya suenan las

Nombre: Luis Bañeres

Mientras un sudor frío se apoderaba de su ser, la típica frase retumbó en su mente -Esto no me puede

Nombre: Miguel Angel Villalba

Dos de la madrugada,un dolor punzante y desgarrador me transporta por un agujero de gusano a una fría cama de

Nombre: Eli Sánchez

Más de cien veces se la había cosido ya, pero él nada, continuaba perdiéndola cada dos por tres. Desde el

Nombre: ESTHER GAGO

Encontré en una ocasión un libro al que le faltaban las últimas 30 páginas. De primeras fue una frustración ver

Nombre: Juan Badaya

A veces me miro, y no me reconozco.

No sé qué pasa, pero miro y miro, y no soy yo.

Nombre: Reich

–¿Posesiones?
–Una

Nombre: Silvana Goldemberg

Aquel mercado escondía algún secreto. Desde mis primeras rondas nocturnas, con enigmática intermitencia, presentí algo más que el oreo del

Nombre: Luis Pérez

Hablaba. Hablaba sin parar y yo no era capaz de desviar la mirada del rojo intenso de sus labios.
Narraba

Nombre: Daniel Romero Armas

Desde su habitación, María escuchaba una pelota rebotar por el pasillo. A pesar de ser un ruido al que estaba

Nombre: David Casanova

Siendo niño, escuchaba: ¡Que viene la prima-vera! (el lobo había venido mucho antes —y ya se había ido—). Yo, no

Nombre: Ángel Rebollo Santa Paula

Al final se descubrió que no era casual que los lobos merodeasen por los alrededores de la cabaña del guardabosque

Nombre: Julián Sorel

No sabía cuánto ni cuánto tiempo hacia desde la última vez que la tocó. Su mirada era la misma pero

Nombre: Virginia Medina Ruiz

No puedo con mi alma. Me duelen hasta las pestañas. Puedo contar los poros de mi piel por los que

Nombre: ALMUDENA MELCON

Si el amor verdadero tuviese alma, sería un alma compartida entre tu cuerpo y el mío, entre tus ojos y

Nombre: Nélida L. del Estal Sastre

Nunca fue buena en el arte de fantasear mientras esperaba en la parada de autobús. Hermética miraba de un lado

Nombre: Paola de la Torre

Cuenta la leyenda que había un pequeño planeta, entre el sol y la luna, llamado Deseo. En él, sus habitantes,

Nombre: ErreDeGoal

Vas por la calle y te cruzas con un grupo de adolescentes que te empujan para pasar, no te piden

Nombre: Nélida L. del Estal Sastre

Me recorre el cuerpo entero, sin remisión. Es como si cada uno de mis miembros se fuera desgajando del tronco

Nombre: Nélida L. del Estal Sastre

Quiso el destino que ocurriera durante una tarde gaditana, frente al puerto, aquel encuentro azaroso de nosotros tres.

Al llegar

Nombre: Lisandro Reholón

Desde la plaza se oía el tañido lejano de la campana de la ermita. No había campanero, ni sacristán, ni

Nombre: José M. Fernández

Mi nombre es Nino Nino. Sí, puede parecerles un poco extraño, pero sucede que mi padre era un gran admirador

Nombre: Lisandro Reholón

«Me recuerdas tanto a él» fue lo primero que me dijo, como si fuera una advertencia de lo que iba

Nombre: Daniel Paz

El escenario vacío, los pies descalzos, la ropa cómoda y el gesto sereno que va cambiando de forma según avanza

Nombre: Susana

A un reportero famoso por sus artículos sobre el mundo del boxeo, lo enviaron a entrevistar a un escritor especialista

Nombre: Silvana Goldemberg

-Había brotado, en medio del huerto, un imponente piano de cola -terminó de leer el padre.
-Te equivocas, papá. De

Nombre: Antonio Pérez Ruiz

Cuando consigo mantenerme despierto, aunque no lo creas, te sueño y me sueño. Eso sí…, de dormido, te olvido, ni

Nombre: Ángel Rebollo Santa Paula

Sus brazos se movían descontrolados, subiendo y bajando y dibujando extrañas formas a su paso. Su cuello no dejaba de

Nombre: ESPERANZA AMOR GARCÍA
Participa en el Certamen de microrrelatos Signo editores 14 mayo, 2018