Antes del amanecer

En la memoria revoloteaban todavía mil mariposas anidadas en el corazón. Aquellas horas de sonoro silencio, de palabras jamás pronunciadas. Ese tiempo sin tiempo prendido en las miradas, detenido en las manos acogedoras que recorrían el mapa del cuerpo complacido, derramando sus esencias más profundas.
Ese amor inconfesable en el mágico ambiente velado por el humo del tabaco y los aromas del licor. La pasión sostenida hasta el irremediable amanecer, para volver a desconocerse durante el día.

Autor

Nombre: MARÍA VICTORIA SIGUERO

40

146

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies