Apunte sublunar

Hallar la raíz cuadrada de una palabra consistiría en encontrar a una segunda que multiplicada por si misma nos remitiese a la primera, es decir, una palabra elevada al cuadrado. Esta evidente e insalvable dificultad operatoria dio lugar a la invención de palabras «imaginarias» de un modo similar a como en matemáticas se inventaron los denominados números imaginarios (i): como una vía para intentar resolver satisfactoriamente operaciones de otro modo imposibles, por ejemplo, la raíz cuadrada de menos uno. A una dificultad (se me ocurre equivalente) le debemos también la presencia en el lenguaje de estas unidades ilusorias: a un esforzado intento por lograr el sueňo humano de una total identidad en la relación de las palabras con las cosas y con uno mismo. Resulta curioso que la escritura no les haya reservado ninguna especificación especial, no obstante, puede reconocérselas porque todas ellas definen su extensión segmentando porciones variables de imaginación que luego suelen trasponer justo allí donde la experiencia acontece. De lo que resultan un sinfín de efectos reales, en un mundo imaginario, hecho de símbolos. Y de maravillas.

Autor

Nombre: Guillermo Ariel Seminara

5

45

Deja un comentario

Quiénes Somos


Signo Editores

Signo editores es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos


  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

Certamen de Microrrelatos Signo editores


Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación. ¡Participa! »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies