Atemporalidad

Todos los quince de cada mes, papá vuelve a poner en el antiguo tocadiscos esa canción y, con gran solemnidad, destapa una botella de su brandy favorito.
Mamá le contesta con un gesto de sorpresa y una preciosa sonrisa.
Los dos beben y bailan como el día en que se conocieron.
Cuando la melodía cesa y la copa se acaba, mamá se convierte de nuevo en ese ser adorable diseñado por tan cruel enfermedad.
Pasado y presente. Recuerdos versus realidad.
¿La temporalidad es realmente lineal?

Autor

Nombre: Gema Gallego

4

118

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies