Azul

Detesto el frío. Me descoloca y me abandona a mi suerte sobre la quebradiza superficie de este río de la vida que, de repente, se hiela bajo mis pies y me tambaleo. Hace que todo, en mi mundo, se vuelva azul gélido. Inspiro profundamente, lo noto molestándome cuando entra en mi cuerpo como un arma afilada y recorre mi boca, mi garganta, recubre mis pulmones y cristaliza mi ardiente corazón. El rojo palpitante deja de existir y se transforma en ártico.
Ahí acaba todo. Y aunque creo que es el fin, en realidad, se trata de un nuevo comienzo, un volver a empezar.
Un cortante desaire y compruebo que tienes el poder de helar mi corazón.
Tuyo es, mío no.

Autor

Nombre: Marian Molina

9

57

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies