Calpurnia

«Tienes el cielo en los ojos», le dijo el forastero mientras Calpurnia lo desnudaba con la dulzura de una madre. Era la puta del pueblo, y una puta peculiar. Si te subías a su cama no pagabas ni un centavo. Solo cobraba a los hombres de los que se enamoraba, porque el amor, decía, le despertaba un apetito desordenado que costaba plata satisfacer.
En la taberna, todos presumían de haber pagado alguna vez; sin embargo, ella hacía meses que vivía de la caridad de las esposas agradecidas, hartas de soportar las babas de sus estúpidos maridos.
Aquella noche, Calpurnia entró en el local y pidió un filete con patatas, dos huevos fritos y una botella de vino. Los clientes se miraron buscando al afortunado; hasta que entró aquel guapo forastero que, tras demorar una mirada de amor en la prostituta, invitó a todos a una ronda antes de partir, cosa que hizo después de besar a la afortunada, con la promesa de regresar a por ella al día siguiente.
Esa madrugada, las mujeres del pueblo enterraron el cadáver del forastero en el maizal, como de costumbre.

Autor

Nombre: Rafael Novoa Blanco

45

261
10 comentarios
  1. Fantástico!!!

  2. Muy bueno.
    Ácido, como más me gusta.

  3. Impresionante. El mejor microrrelato que he leído en mi vida. Felicitaciones al autor desde México.

  4. Muy acertadamente, nos revela toda la perversidad soterrada del drama, con la última letra del micro relato; el final es completo, y nos deja un lánguido sentimiento de compasión por la infeliz protagonista,…!Felicitaciones Rafael;…!Bien hecho!

  5. Me pareció un relato notable, lleno de sugerencias que encierran un mundo más amplio que el entregado por el narrador, y ese final es sencillamente extraordinario. No haré aquí comparaciones que pueden resultar odiosas, prefiero el texto en sí, ajeno a referencias externas que podrían enturbiar el sabor de estas palabras.

  6. Gracias, Antonio.

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies