Cuestión de segundos

Es viernes por la noche y faltan diez minutos y cincuenta segundos para que suene el teléfono de la mesilla de noche de mi madre. Ella descolgará el teléfono sobresaltada, intuyendo que nadie llama de madrugada para dar buenas noticias. Una voz áspera y carente de empatía le comunicará sin rodeos que un conductor ebrio que circulaba con exceso de velocidad ha chocado frontalmente contra mi coche matándome en el acto. Los servicios de emergencia no han podido salvarme la vida. Le dirán la verdad, que no he sufrido, que todo acabó en un suspiro. Se arrodillará en el suelo golpeándose, tratando de despertar de ésta pesadilla, negándose la puta realidad. No habrá nada ni nadie capaz de amainar su dolor, porque ya nadie puede devolverme la vida.
Mi cuerpo todavía caliente reposa sobre el asfalto. Ya no hay prisa. Mi alma, a los pies de la cama de mi madre, buscando el modo de decirle cuánto la quiero. No encuentro el camino. No quiero irme. Es demasiado pronto. Han pasado los diez minutos y cincuenta segundos y suena el teléfono en la mesita de noche de mi madre.

Autor

Nombre: Cristina Núñez

2

35
1 comentario
  1. De genio, maravilloso Cris, a pesar del tema. Debes de ganar.

Deja un comentario

Quiénes Somos


Signo Editores

Signo editores es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos


  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

Certamen de Microrrelatos Signo editores


Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación. ¡Participa! »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies