Desnúdate

Formas parte de un carnaval eterno. Los fieles rezan a la satírica divinidad, ella te otorga aquellos disfraces y tu sigues alimentándola. Ella te observa desde su trono brillante de base mohosa, mientras tu regocijo se torna en un vicioso y amargo deseo. Su risa resuena entre el silencio de los cándidos murmullos.
Es hora de quitar el velo. Es hora de destruir tus atavíos. Es hora de desnudarte.

Autor

Nombre: Judith

51

205

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies