Diez mil horas

"Necesitas dedicar diez mil horas a un arte o técnica concreta para dominarla completamente". Para poder ser considerado maestro de una materia, digamos.
Siempre me ha hecho gracia esta cuestión. Es una falacia porque nada en esa frase es cierto.
Es totalmente simbólica. Pero en algún lugar entre el significante y el significado oculta una idea muy real y muy simple. Que evoca a un tipo de individualismo y a una cierta búsqueda de ti mismo: ¿Qué es aquello en lo que te quieres convertir?
Puedo afirmar desde aquí que: No son diez mil horas,son muchísimas horas más de implicación lo que convierte a alguien en un maestro, o quizás sean muchísimas horas menos...
La cosa es: EMPIEZA

Autor

Nombre: Alvaro Llorca

5

96

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies