Dilema Resuelto

¿Ya está? ¿No hay más?, preguntaba llevándose las manos al pecho intentando aliviar el dolor de su corazón y clavando una rodilla en el suelo terroso y húmedo sin apartar la mirada de los ojos cristalinos de su inevitable oponente y, como aquel que se sabe derrotado, ya sin nada que perder y buscando una respuesta a su incomprensible existencia, alzó su mano derecha en señal de respeto ante su contrincante. Este no pudo más que aceptar de buen grado su indestructible dignidad y con un apretón vigoroso de manos más propio de amigos que de adversarios, mientras que uno apelaba a la fé para que aquello no terminara y el otro se felicitaba por la certeza de sus datos, Religión y Ciencia aceptaron el sino de sus vidas admitiendo que lo único que tenían en común era el intangible e invariable destino.

Autor

Nombre: Jorge

73

217
2 comentarios
  1. Un buen estilo narrativo. Le felicito.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies