El abogado poeta

¡Serás como Machado! Presumía
Mi abuela ante sus amistades,
Si bien en esta vida, las casualidades,
Me convirtieron en estudiante de Derecho,
Pegado a mis libros noche y día,
Dejando mis poemas en barbecho.

Pasé a litigar en los juzgados
Logrando ser un abogado reputado.
Pero siempre, desde entonces,
Si llevaba un tema de divorcio,
Componía los sonetos más hermosos.
Y si no comparecía el ex-marido...
¡Añadía un pareado en un suspiro!

Mis testamentos siempre van con epitafio
Y a elegir entre oda o elegía,
Busco así conseguir muy poco a poco
La auténtica transformación para la abogacía.

En estos tiempos de inteligencia artificial,
Nada hay como incluir un buen romance
En las cláusulas de acuerdo prenupcial.
Eso contentará mucho al cliente
Y este se irá pensando ¡Qué eficiente!

Así fue como acepté este desafío.
Y además de abogado
Soy poeta.
De verso libre y toga sin puñetas.

Autor

Nombre: Carmen Andrey

4

59

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies