El camino

Caminante, son tus huellas el camino. Caminante, no hay camino, se hace al andar.
Alex recordaba a sus doce años las palabras de su padre, tan devoto de Antonio Machado, alentadoras para comenzar la vida. Hacía mucho frío, y las palabras se volvían imperceptibles, como si se las hubiera dicho en otra vida. El camino estaba oscuro, y cayó muerto de hambre en el suelo. Nadie pasó por allí. Volvió a oír las palabras y se quedó dormido. Soñó que podía llegar al final del camino, donde comenzaba su vida.

Autor

Nombre: Celia Ortiz Lombraña

1

67

Deja un comentario

50 más votados (Ene’19)

Votes : 419
Votes : 154
Votes : 139
Votes : 123
Votes : 110
Votes : 89
Votes : 65
Votes : 46
Votes : 44
Votes : 36
Votes : 31
Votes : 26
Votes : 21
Votes : 20
Votes : 14
Votes : 12
Votes : 11
Votes : 8
Votes : 8
Votes : 8

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies