El libro devorador de personas

Abre la puerta y, con delirante excitación, se dispone a comenzar su ritual. Se sienta en su sillón de terciopelo naranja y saca su nuevo libro de la bolsa. Primero lo abre y huele las páginas. Le encanta hacer eso. Ávidamente, empieza su sesión de lectura. Pronto se da cuenta de que ese libro no es corriente, pues el texto ya devorado desaparece cada vez que pasa una página. Él vuelve atrás y toca el papel y se lo mira y lo inspecciona estupefacto, pero sigue leyendo. No puede parar. Se encuentra totalmente inmerso en la novela arrasando irremediablemente con cada párrafo, oración, palabra, letra. No deja títere con cabeza. A cierta hora le llaman para cenar, pero él no acude. A cierta hora para dormir. Caso omiso. Cuando van a buscarle ya es tarde, pues en el sillón de terciopelo naranja queda solo el libro, ahora ya en blanco.

Autor

Nombre: Maria Garcia Quero

1

58

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies