El secreto de las mariposas

Que yo recuerde, fui un militar espartano en la guerra del Peloponeso, acuchillado por Calias en Corinto; fui Pausanias de Macedonia, asesino de Filipo en 336 a. C; yo fui Publio Virgilio Marón. Fui un guerrero en el corredor de Gansu, derrotado por el general Huo Qubing y obligado a marchar hacia el oeste, al pueblo de los Tocarios… Fui una hormiga en Belzec, una mosca en Jerusalén y también fui un tigre en Sumatra. Ahora soy nuevamente un hombre...
Las mariposas también se saben eternas, por eso no abominan del fuego.

Autor

Nombre: Franco Adrián Sosa

3

38
2 comentarios
  1. ME ENCANTA.

  2. Buen micro. Votado.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies