En mi próxima vida

Lo de nosotros fue amor a primera vista. Recuerdo perfectamente como al mirarnos, supimos que estábamos hechos el uno para el otro.
Los primeros días fueron increíbles, me acuerdo de todo: la primera vez que dormí a tu lado o esos paseos al atardecer que nunca quería que terminaran. Además, nunca te faltaba una caricia para mí.
Sin embargo, al cabo del tiempo, todo cambió. Ya casi no me hacías caso y, a pesar de vivir en la misma casa, a penas pasábamos tiempo juntos. También, te molestabas porque no viajabas con tus amigas todo lo que te gustaría por mi culpa. Después de eso, la ruptura tardó poco en llegar.
Desde ese día, aguardo cada tarde en la puerta de tu casa por si decides arrepentirte y volver conmigo, pero nunca con éxito.
Hoy, mientras esperaba, he podido ver con mis propios ojos lo que durante todo este tiempo he temido: otro, más joven y guapo, ocupa mi lugar.
Después de eso, vagueo taciturno por la calle, hambriento y sin ningún tipo de esperanza de volver a estar juntos de nuevo. El sol se está poniendo y los escalofríos no tardan en aparecer, encuentro unos cartones cerca de un contenedor, los muerdo y me tumbo en la que a partir de ahora será mi cama. El frío congela mis pequeñas patas y llega hasta la cola, mi corazón amenaza con pararse definitivamente, así que cierro mis ojos y antes de exhalar el que será mi último aliento, deseo que en mi próxima vida, tú vuelvas a ser mi dueña.

Autor

Nombre: Andrea Cabrera Muñoz

151

412
1 comentario
  1. Impresionante, muy emotivo, los pelos de punta. Es genial este relato. Me ha encantado, es uno de los mejores que he leído

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies