Epifanía

Era la noche de Reyes. La marea humana llenaba cada rincón de la ciudad. Todo eran prisas de última hora: regalos, pisotones... Nada de eso afectaba a Laura. Había salido a pasear y despejarse. Hacía muchos años que las Navidades ya no tenían significado para ella.Y aquel momento no hacía más que recordárselo. Una y otra vez hacía repaso constante de su vida. No veía sentido a nada. Se había quedado completamente sola. Así que decidió vivir lo que le quedara como un autómata. Sin sentir.
Iba dándole vueltas a esa idea, y cada vez le veía más sentido. No dejaría que nada más le rompiera el corazón.
De pronto percibió un olor familiar. Cerró los ojos y recordó una escena: su familia reunida el Día de Reyes, riendo ruidosamente ante la mesa, cortando el roscón. Y ella, jugando con sus primos, riendo.

Cuando volvió a abrir los ojos, las lágrimas caían por sus mejillas.
Entró en el horno de donde salía aquel delicioso aroma. Al salir, un ruido le sobresaltó. Bajó la cabeza y vio a un gatito negro de cuerpecito escuálido, mirándola con sus grandes ojos. Lo cogió en brazos, y le dio un trocito del roscón, que el animalito devoró hambriento.

-Vámonos a casa, pequeñín.-Y una leve sonrisa asomó a sus labios.

Autor

Nombre: Beatriz del Toro

20

147

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies