Etcéteras

Cuenta don Ricardo Palma que Bolívar debía viajar a San Ildefonso de Caraz y por ello solicitó al gobernador Pablo Guzmán alojamiento decente, buena mesa, buena cama, y etc., etc., etc.
Guzmán no entendió “los etcéteras” y convocó a sus prefectos. Uno dijo:
- Está clarísimo. Bolívar es muy devoto a Venus, y “los etcéteras” van inmediatamente después de “buena cama”.
Guzmán encontró lógica la explicación y ordenó “apresar” a tres encantadoras señoritas.
Bolívar no llevaba mayores apremios amorosos porque iba acompañado de Manolita Magroño, por eso, al llegar, inmediatamente destituyó a Guzmán y liberó a las agradecidas muchachas.
Pero, tiempo después, y sin compañía femenina, Bolívar pasó de nuevo por San Ildefonso, y esta vez sí… etc., etc., etc.

Autor

Nombre: Gonzalo Fragui

22

72

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies