Final de trayecto

Sentado en el vagón del metro, Juan estaba absorto en mil y un pensamientos. Las pruebas médicas habían sido tajantes y el dictamen, demoledor. Le daban poco tiempo. Más que su propio sufrimiento,le preocupaba cómo se lo tomarían su esposa, sus hijos, su familia y amigos. En una hoja garabateó, como si fuera un guión previo, lo que le pasaba por la cabeza. Aturdido, entró en un estado de somnolencia mientras a lo lejos le pareció escuchar los acordes de "As Time Goes By".
A última hora de la tarde el juez de paz levantó el cadáver. En su mano pudieron encontrar una pequeña nota de despedida.

Autor

Nombre: juan soldevila adán

12

125

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies