Fragilidad

Guerra era muy revoltosa, así que su padre le regaló una muñeca.
Era una muñeca muy bonita, de porcelana.
—La llamaré Paz —dijo Guerra.
Jugaba con ella a todas horas, pero un día se le cayó al suelo y se rompió.
El alboroto, pataleo y llanto de Guerra fue enorme.
Entonces su padre lo comprendió.
La Paz era muy frágil, y cuando se rompió, la Guerra estalló.

Autor

Nombre: Francisco José Leal Valdes

159

535
4 comentarios
  1. Me encanta.

  2. Moi acertado!!

  3. !!Muy bueno!!👏👏

  4. Corto y claro.Delicioso escrito

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies