Había una fiesta en el río

Ayer el viento se llevó mi sombrero, y buscándolo por la ciudad recordé que de niño los reflejos de las farolas en el río me parecían serpentinas y confeti, que el tranvía era para mí un dragón chino que recorría las calles lanzando un rugido estridente.
Al final encontré mi sombrero en manos de un niño que se lo presentaba a sus amigos como el trofeo del duelo contra un pirata. Di media vuelta. Podía comprar otro.

Autor

Nombre: Ángel Lastra Prieto

180

354

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies