Hablaba…

Hablaba. Hablaba sin parar y yo no era capaz de desviar la mirada del rojo intenso de sus labios.
Narraba promesas de amor eterno bajo la luna con una banda sonora compuesta de risas, atardeceres ante un horizonte azul salpicado de tonos anaranjados, noches de brillantes estrellas con constelaciones dibujadas a dedo, amaneceres con su tibia respiración sobre mi cuerpo...
Describía una vida entera de felicidad a su lado.
Comunicaba mil cosas desde la mesa contigua y sin abrir la boca…

Autor

Nombre: Daniel Romero Armas

1

17

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies