Hija mía

1. El zumbido del interfón me hace respingar. ¿Sí?, pregunto ante la bocina. Soy yo, dice la voz de mi hija, olvidé mis llaves. ¿Me abres?
2. Esta adolescencia, musito al pulsar el botón que acciona la puerta principal del edificio. Por alguna razón pienso en jóvenes borrosos.
3. Descalzo ante la entrada del departamento espero el sonido del ascensor. Tarda más de la cuenta en llegar a mi piso. Oigo cómo se abre.
4. En el corredor reina un silencio hondo. No hay pasos. Me pego a la puerta. Tres golpes súbitos y violentos me aturden. Quito la cadena.
5. Mi hija entra sin decir palabra. Trae consigo un intenso aroma a humedad. La veo dirigirse a su dormitorio. Cierro, mareado por el olor.
6. ¿Dónde dejaste tus llaves?, digo al cruzar la sala. Las cortinas se hinchan con la brisa. Del cuarto de mi hija viene un roce de ropa.
7. La respuesta se demora. De pronto mi hija está en el umbral de su habitación. Viste sólo bragas, una camiseta diminuta. Sonríe, extraña.
8. Se me cayeron en el hotel donde fui con mi novio, dice, acariciándose una pantorrilla con el pie. Noto sus uñas pintadas de rojo sangre.
9. ¿Novio?, trago saliva espesa, ¿cuál novio? Ella vuelve a sonreír. El que se parece a ti, dice, y a su mirada se filtra una tinta oscura.
10. Suena el interfón. Voy a él sin apartar mis ojos de los ojos que me observan. Olvidé mis llaves, crepita la voz de mi hija, ¿me abres?

Autor

Nombre: Mauricio Montiel Figueiras

6

86
1 comentario
  1. Inquietante, da lugar a múltiples interpretaciones e invita a releerlo una y otra vez.

Deja un comentario

50 más votados (Nov’18)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies