Hilo conductor

Aquella tarde los 88 años de Manuel pesaban mucho. Tuvo suerte : Cuando subió al vagón del metro pudo sentarse al momento. Le venían a la mente muchos recuerdos ...
De niño se desplazaba en metro con sus padres y abuelos, después lo utilizó para ir a la escuela y a la Universidad, conoció a su futura esposa en el andén de Plaça Catalunya, también le sirvió muchos años para ir al trabajo y, tiempo después, para llevar a hijos y nietos al Zoo o al puerto. El metro había sido el hilo conductor de toda su vida, fue el escenario de esperanzas y deseos, de alegrías y tristezas, de encuentros y desencuentros. Y en conjunto, vista en perspectiva, no había sido una mala vida.

A las 20 h. el Juez de Paz levantó el cadáver y, acto seguido, lo retiraron del vagón. En su rostro placentero se advertía una tenue sonrisa.

Autor

Nombre: juan soldevila adán

12

94
1 comentario
  1. Toda una vida en el suburbano. Mi voto.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies