Historia de un manicomio interior…

historia de un manicomio interior hellip

Siempre pensé que la locura era un adjetivo para decorar a los otros,
al resto,
a los que vociferan por la calle frases inconexas,
sin sentido, o con todo el sentido contenido en sí.
La locura de los locos,
esos,
los otros,
los que se miran con sus ojos distraídos y no me ven, o eso quisiera, que no me viesen, pero lo hacen.
Y me descubren el juego, el miedo.
Ese pánico grabado en mis genes, esta angustia que me pesa en silencio. Y me altera y me desdibuja, cuando el espejo me devuelve reflejada en esta que sonríe, en la que se viste de gala y pinta obscenamente sus labios de carmín.
Puro camuflaje, como en un juego de despiste.
Pero los locos,
ellos,
los míos, los que pasean dementes por los caminos arbolados de este centro,
(ellos),
no me perdonan la cobardía de no gritar, de no desnudarme de esta mentira, de este estar para estar y por.
Sin ser,
sin llorar,
sin la capacidad humana y necesaria de descubrir como estoy,
así de cuerda y así de jodida

Información adicional

Nombre: Patricia Vílchez

32

111
2 comentarios
  1. Maravilloso

Deja un comentario

Quiénes Somos


Signo Editores

Signo editores es una editorial especializada en colecciones de diseño, con contenidos muy cuidados e impresa con materiales de alta calidad para ofrecer una experiencia de lectura superior.

Síguenos


  • |
  • |
  • |
  • |
  • |
  • |

Certamen de Microrrelatos Signo editores


Certamen literario dedicado al formato corto. Buscamos la síntesis de la lucidez. Emoción, sorpresa y agitación. ¡Participa! »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies