Inv(f)ierno

Respira y un halo blanquecino se escapa de su boca. Sube la bufanda a la altura de su nariz enrojecida, mete las manos en los bolsillos de su gaban y a paso lento se echa andar en la negra madrugada.
Junto al cordón de la vereda, el agua escarchada de la última lluvia le devuelve el reflejo del alumbrado, pero él lo ignora, sumido en un único pensamiento, una imagen que en esta estación comienza a acecharlo como un lobo a su presa, y entonces lo sabe.
Aunque luche por evitarlo, aunque se resista, la ausencia de su niñita, hace tres años ya, le ha vuelto a meter el invierno dentro del alma.

Autor

Nombre: Juan Cappelli

4

28

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies