Juego de pinzas

La langosta abrió y cerró sus pinzas hasta comprender que sólo capturaba aire. Abril insistió con el palillo; el bicho no reaccionó. Enojada ante la falta de colaboración de su improvisada mascota, la niña la sacó del agua, dejándola en la mesa.
Buscando entretenimiento, se alejó de la cocina. Al regresar, la langosta estaba junto al zócalo, en el piso. Previendo los retos, la niña se apresuró en tomarla, momento escogido por el húmedo crustáceo para insertar una pinza en el enchufe.

Autor

Nombre: JUAN PABLO GOÑI CAPURRO

13

153
2 comentarios
  1. Antes de morir…prefiero la muerte ( la langosta )

  2. Y encima mojada, con lo que la descarga queda garantizada.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies