La cita

Escogió la mejor corbata de su armario, que combinó con chaqué gris marengo, camisa blanca y zapatos Oxford. Se aplicó unas gotas de aquel perfume con toques orientales y se sirvió una copa de su mejor vino, que reservaba para ocasiones especiales.
Se recreó en el espejo observando sus pronunciadas ojeras, y trató de disimularlas aplicando un poco de maquillaje. ¿Estaba realmente preparado para recibirla? ¿O quizás se había precipitado y debía posponer la cita? Probablemente sí, pero estaría a punto de llamar a su puerta.
—No te obsesiones tanto —se dijo a sí mismo—. Si falta algún detalle, ya se encargará la funeraria.

Autor

Nombre: Sheila Acacio Andújar

106

403
3 comentarios
  1. Estupendo relato.

  2. Genial. La muerte llamando a su puerta.

  3. Tiene un gran potencialugar , sabe expresar con pocas palabras gandes emociones

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies