La Leyenda

Crecía la leyenda de aquella mujer que compraba colonias carísimas y esencias valiosísimas. La imaginaban bella cual reflejo del Sol en el mar. Por poder ver sus ojos eran capaces de morir o matar. ¡Una ninfa! ¡Una diosa! ¡La hija de Zeus en persona! –exclamaban-. Por envidia hubo quien inventó miles de calumnias difamándola. Como ella callaba, surgieron los matones que queriendo defenderla imponían su propia explicación del porqué de aquél silencio apuñalando a quien no estaba de acuerdo. La fama de la mujer aumentó. El mundo expectante esperaba sus palabras, mas ella continuó callada. ¿La explicación?.......Padecía halitosis.

Autor

Nombre: María Ginés Sanz

4

72

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies