La medida

Eliminaron los patinetes de las aceras para que la Semana Santa transcurriera en orden, sin obstáculos móviles imprevistos. Torres, que tenía un patinete en propiedad, aprobó la medida; no así Rafa, que los alquilaba mediante una aplicación. "¿Por qué no puedo usar el patinete?, soy buen conductor, muy respetuoso con los peatones, no entiendo", se quejaba Rafa amargamente. "Está bien, es la única manera de que podamos ver las procesiones sin sobresaltos, mi patinete plegable me acompañará a cualquier sitio", aprobaba Torres orgullosamente. El día tocaba a su fin y el ocaso tintaba el horizonte de un color rojizo tirando a malva. En pocas horas empezaría una campaña electoral en la que los partidarios del libre uso de los patinetes se iban a enfrentar a una feroz oposición por parte de los prohibicionistas. Mientras, Jesús Cautivo se preparaba para sufrir.

Autor

Nombre: Salvador Cortés Cortés

7

34

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies