La necesidad

No sabia leer ni escribir pero sabia amar.
El mundo estaba lleno de odio por aquel entonces y estaba prohibido amar bajo pena de muerte.
El autobús estaba completo como cada miércoles.
Ella, apenas subió, los busco con la mirada. Necesitaba volver a acercarse a ese hombre. No lo encontró.
Los dos agentes se miraron y se hicieron una seña. Rápidamente la redujeron, la bajaron del autobús y la introdujeron en un coche negro.
El mundo estaba lleno de odio por aquel entonces, y estaba prohibido amar bajo pena de muerte.

Autor

Nombre: Javier Chueca Corro

76

534
1 comentario
  1. Me encanta!!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies